El trastorno bipolar es un problema creciente, que causa estragos en las personas que lo padecen.

Es una alteración del estado de ánimo, que afecta a una persona de cada setenta de la población, aproximadamente.

Aparece en personas jóvenes y conmociona profundamente su vida, su familia, su trabajo y sus relaciones. Si un miembro de una familia sufre el trastorno bipolar, sus familiares y amigos estarán sufriendo con el.

Tanto la persona que ha sido diagnosticada con esta enfermedad, como sus familiares y amigos, necesitan informarse: existen esperanzas para poder controlarla.

Aunque todavía no se conoce curación definitiva para el trastorno bipolar, con un tratamiento adecuado es posible sobrellevar los síntomas y tener una vida saludable y productiva. El proceso no tiene por qué ser difícil.

El trastorno bipolar se caracteriza por altibajos extremos.

Los episodios de exaltación y euforia se alternan con otros de depresión profunda. Estos altibajos son los que causan la mayoría de los problemas en las personas que lo padecen.

Las personas afectadas, pueden sufrir problemas físicos, abusar de las drogas o el alcohol e incluso intentar o llegar al suicidio.

El Trastorno Bipolar

Afortunadamente, también hay muchos motivos para la esperanza. La unión de la medicación y la psicoterapia, junto con algunas técnicas que pueden aprender y usar los enfermos, permiten controlar los episodios o cambios del estado de ánimo.

También consiguen impedir la aparición de futuros episodios, rebajan el impacto de los detonantes de los cambios de ánimo y ayudan a afrontar el trastorno bipolar con un buen nivel de calidad de vida.

Informarse sobre la enfermedad, tomar conciencia del problema y reconocer las actitudes que ayudan en el tratamiento, mejorará enormemente el bienestar y la calidad de vida de la persona con el trastorno bipolar, así como la de sus familiares y allegados.

Además, se sigue investigando sobre esta enfermedad. Actualmente, miles de personas en el mundo estudian e investigan el trastorno bipolar. Puede ser que el descubrimiento real de las causas y la posibilidad de una completa curación, estén mas cerca de lo que hoy podemos creer.

Mientras tanto, estando bien informados, nos podremos beneficiar de los resultados que se van obteniendo.